menu ingles horizontal

×

Message

EU e-Privacy Directive

This website uses cookies to manage authentication, navigation, and other functions. By using our website, you agree that we can place these types of cookies on your device.

You have declined cookies. This decision can be reversed.

 

La OSPA hizo un pleno de romanticismo

La directora Virginia Martínez y la sinfónica asturiana recorrieron grandes hitos de la música europea del siglo XIX

09.11.2013
J. N.

   Un río de romanticismo recorrió ayer el Auditorio de Oviedo en el concierto de la OSPA dirigida por Virginia Martínez,directora de la Orquesta de Murcia y única mujer titular en el conjunto de las dos docenas largas de sinfónicas que hay en España. El concierto estaba patrocinado por LA NUEVA ESPAÑA. La cita se presentó bajo el epígrafe "Una patria sin fronteras" y, efectivamente, la música fue de Parma, por entonces francesa, a Sajonia y Bohemia o, si se quiere, de Italia a Alemania y Chequia, en atención al solar de los compositores que figuraban en el programa: Verdi, Wagner, Smetana y Dvorak. Una Europa sin fronteras. El concierto arrancó con la obertura de "Nabucco", de Verdi, que está de bicentenario. Invitaba a seguir con el drama lírico y así fue con "El idilio de Sigfrido", de Wagner, también de cumpleaños. Muy bien, y mejor aún en "Sarka", de Smetana, descriptiva y emotiva sin límites. La segunda parte fue para la "Sinfonía número 8" de Dvorak, en la que Virginia Martínez y la OSPA mostraron lo mejor del maestro checo. Tres minutos de aplausos.

 Virginia Martínez, al frente de la OSPA, ayer, en el Auditorio

  • Boletín Batuta Virginia - Enero 2020

     
  • Boletín Batuta Virginia - Abril 2020

     
  • Boletín Batuta Virginia - diciembre 2020

     
  • Boletín Batuta Virginia - Diciembre 2019

     
  • Visita Cultural a la ciudad de Mula

    NUESTRA ASOCIACIÓN REALIZA UNA VISITA CULTURAL A MULA

    El domingo, 4 de noviembre de 2018, se realizó la actividad  de visitar la ciudad de Mula y su conocer su rico patrimonio cultural.

    La primera visita fue a “Los Villaricos”  donde se encuentran los restos  arqueológicos de una villa romana del Siglo II d.C. Nuestro guía nos fue mostrando y explicando las diferentes partes de la villa: El área residencial, El área termal, la almazara, las necrópolis y la basílica.

    Posteriormente visitamos: El Real monasterio de la Encarnación, de monjas clarisas, que se construyó en el S.XVII. Palacio de los Vélez, Museo El Cigarralejo, donde se expone la mayor riqueza de esculturas y utensilios de arte íbero y por último el museo “Ciudad de Mula”.

    Finalizadas las visitas y con las imágenes culturales y muy bien explicadas por nuestro guía, nos fuimos a comer a un restaurante situado en El Niño de Mula, donde degustamos un excelente menú acompañado de una agradable amistad y compañerismo festivo.